La religión como justificación de la conquista del Tawantinsuyo

Image

Roberto Rojas.

Estudiante 3º año pedagogía en historia y geografía, Universidad San Sebastián.

Estudiante Diplomado América Latina en la era de la Globalización, Universidad de Santiago.

 La conquista de América que comienza en el siglo XV, tiene una serie de procesos a estudiar, que en el presente ensayo nos centraremos en la conquista del Tawantinsuyo en el siglo XVI, por parte de la hueste comandada por Pizarro y cómo esta utilizó políticamente a la religión como leitmotiv para la empresa conquistadora del Perú, puesto que una de las características principales de la conquista, fueron los intereses económicos, justificados por motivos religiosos y de que por ordenanza de la Iglesia se debía cristianizar y civilizar a los “indios paganos”, dejando en claro el fuerte choque cultural que se dará entre estos dos tipos de mundo enfrentados, una relación de mucho amor y odio.

 Las empresas conquistadores si bien siempre tuvieron trasfondos económicos principalmente, se debían justificar mediante las costumbres culturales de los pueblos indígenas de América, las cuales fueron mal catalogadas de bárbaras o incivilizadas a los ojos etnocéntricos de los españoles y dela Iglesia.Enel caso del Tawantinsuyo (“tierra de los cuatro rumbos”) o Imperio del Inca, más comúnmente conocido, la conquista de su vasto territorio se justificó por el desprecio que hizo el Inca del Norte, Atahualpa, de los textos religiosos (la Biblia), que los conquistadores traían consigo, para enseñarle a estos “indios” la existencia de Dios, el verdadero, no como las creencias “paganas”, como denominaron al conjunto de creencias de los pueblos indígenas americanos.

 El Tawantinsuyo, en su máxima extensión (coincidente con la llegada de los invasores europeos), “comprendía a partes de las actuales Repúblicas de Ecuador, Perú, Bolivia, Chile hasta el río Maule y parte del noroeste argentino” (1), es decir, toda el área de los Andes Centrales. Por su extensión era un territorio muy rico en metales (oro, plata, cobre), que eran muy preciados para la empresa capitalista de conquista, lo que motivo a la expedición de Almagro y Pizarro, a adentrarse a los territorios del Tawantinsuyo e invadirlo.

 Como la historia nos ha demostrado, acontecimientos repentinos en ciertos momentos cambien el curso total de los eventos posteriores (2), como también elementos estructurales determinados, influyen en como la historia se irá moldeando. En el caso de la conquista del Tawantinsuyo, de los elementos repentinos que influyeron en su caída, podemos señalar la guerra civil entre el Inca del norte, Atahualpa y su medio hermano Inca del sur, Huáscar, que fue políticamente usado por Pizarro y su hueste para inclinar la conquista a su favor. Entre los elementos estructurales, se puede señalar que la rígida estructura administrativa del Tawantinsuyo ayudó a que descabezando al Emperador, se podía usar esa misma maquinaria administrativa para someter al Imperio, esto puesto que a la cabeza de todo, estaba el Sapa Inca (Emperador), por ende si éste caía, el imperio se descabezaba, algo así como el ajedrez, se le hace jaque al Rey y todo lo demás en el tablero no importa. Otro factor estructural es que dentro del Imperio, había grupos en servicios de trabajo (mitas), que no eran completamente leales al Sapa Inca,por ende ayudaron a los españoles, uniéndose como “indios auxiliares”.

 La empresa de conquista al tomar conocimiento de los elementos característicos del Imperios, se adentró en él de manera similar a los que pasó en México, usaron la estrategia a lo Cortés, es decir, aliarse con pueblos enemigos al Tawantinsuyo o que al ver una oportunidad de liberarse de su yugo, se aliaron a los españoles, sin saber que de liberarse de un Imperio, pasarían a ser parte de uno que estaba naciendo.

 Gracias a la información de caciques amigos, Pizarro llegó con su hueste (no más de 200 españoles) a Cajamarca, una ciudad ubicada en lo que es ahora el norte del Perú. Cerca de ese lugar aguardaba “un campamento militar ordenado e impresionante, de cerca de 40.000 hombres” (3), el ejército de Atahualpa, el cual accedió a entrevistarse con Pizarro, hito que marcará el destino del Tawantinsuyo.

 El Inca, cabeza de toda la maquinaria del Estado Inca, era “un soberano a quien no se podía mirar a los ojos”, “gobernaba como soberano absoluto y venerado como un verdadero dios” (4), todo a su alrededor era de manera ceremonial y con gran misticismo, cosa que los españoles se dieron cuenta cuando la comitiva de Atahualpa accedió a la entrevista. Ahí estaba Atahualpa, Hijo del Sol, frente a frente ante los invasores, quienes de antemano y con premeditación pensaban capturarlo y hacerlo prisionero pasara lo que pasara.

 Esta entrevista realizada el 15 de Noviembre de 1532, entre el Inca y los españoles, era un choque cultural, dos cosmovisiones de mundo enfrentadas y contrapuestas entre sí. Era la cultura cristiano occidental ante la cultura de un pueblo americano que desconocía la existencia del Dios, de los españoles y de su Rey. Fue un “encuentro con el desencuentro” (5), donde Pizarro se declaraba en una empresa para un poderosos señor, a lo cual Atahualpa le respondió que él era un gran señor (6), ¿quién sometería a quién?

 No hay que olvidar que el Papa, enla BulaIntercaetera, donó a los reyes de Castilla los territorios descubiertos, con la promesa de expandir el cristianismo. Es este el génesis de que la conquista fuera justificada por la cruz, efectuada a espada y sangre, motivada por la sed de oro.

 En lo que llamamos “encuentro con el desencuentro” (la entrevista con Atahualpa), el Fray Vicente de Valverde, mediante un Lenguaraz, le intentó explicar que Dios era el verdadero y único señor, le mostróla Bibliaal Inca, a lo cual el Emperador se dice intento escuchar algo del libro, como no recibió respuesta del libro, lo arrojó (7). Siendo este evento un hecho fundamental para entender que al hacer esto el Inca, los españoles lo raptan mediante una emboscada y huyen con él.

 Este supuesto desprecio a la creencia de Dios, a los Evangelios (Palabra de Dios) y ala Iglesia, misión principal y oficial por parte de las huestes españolas, se usó como pretexto para apresar, enjuiciar y matar a Atahualpa el 20 de Julio de 1533, comenzando el fin del Tawantinsuyo.

 Lamentablemente los españoles, que no eran en el tiempo de la conquista personas ejemplares ni modelos a seguir, justificándose en la religión, conquista y mata indígenas, encubriendo toda una sed de oro y explotación, por el sólo hecho de que los pueblos americanos no tenían las mismas costumbres, porque su etnocentrismo fue tal, que no lograron apreciar la cultura americana y sus grandes civilizaciones “que no eran inferiores ni subdesarrolladas comparadas con sus contemporáneas europeas”(8), solamente eran diferentes porque su medio era distintos, por ende su cultura y su cosmovisión de mundo será absolutamente distinta a la de los conquistadores españoles, quienes justificaron sus atropellos y matanzas a los indígenas en nombre de Dios y de Iglesia.

 A modo de conclusión, se puede señalar que la religión fue maestramente usada por el conquistador, como excusa para someter al Tawantinsuyo, por el sólo hecho de que su Monarca desprecio un libro, que para él y su cultura no valía nada. Ese gesto, ese desencuentro ¿es motivo justificable para ajusticiar a Atahualpa, conquistar los Andes Centrales, robar el oro, imponer una cultura por sobre otra y explotar a los indígenas?

 Dicho todo lo anterior, queda de manifiesto que la empresa capitalista de conquista, usó a la religión para sus fines, pero lo peor es que se sigue haciendo hasta nuestros días, usando el nombre de Dios, con fines mezquinos y de avaricia. El Tawantinsuyo fue una víctima más de la justificación de la cruz.

(1) De Ramón, A. y otros. Historia de América. La Gestación del Mundo Hispanoamericano. Chile: Editorial Andrés Bello, 1º edición, 1992, p. 56

(2) Apuntes de Clase, América y Chile: Descubrimiento y Conquista, Profesor Don Osvaldo Silva G, año 2010.

(3) Bernard, C. y Gruzinski, S. Historia del Nuevo Mundo. Del Descubrimieto a la Conquista. La experiencia europea, 1492-1550. México: Fondo de Cultura Económica, 3º reimpresión, 2005, p. 406

(4) Silva, O. Civilizaciones Prehispánicas De América. Chile: Editorial Universitaria, 1º edición, 1986, p. 179

(5) De Ramón, A. y otros. Op. Cit. p. 64

(6) Cfr. De Ramón, A. y otros. Op. Cit. p. 65

(7) Ibíd.

(8) Silva, O. Op. Cit. p 195

Bibliografía

Bernard, C. y Gruzinski, S. Historia del Nuevo Mundo. Del Descubrimieto a la Conquista. La experiencia europea, 1492-1550. México: Fondo de Cultura Económica, 3º reimpresión, 2005, p. 381-438

De Ramón, A. y otros. Historia de América. La Gestación del Mundo Hispanoamericano. Chile: Editorial Andrés Bello, 1º edición, 1992, p. 1-67 y 176-193

Silva, O. Civilizaciones Prehispánicas De América. Chile: Editorial Universitaria, 1º edición, 1986, p. 151-196

Apuntes de Clase, América y Chile: Descubrimiento y Conquista, Profesor Don Osvaldo Silva G, año 2010.

Vial, S. y otros. Nueva Historia de Chile. Desde los orígenes hasta nuestros días. Manual. Chile: Editorial Zig-Zag, 10º edición, 2007. p. 57-112

Villalobos, S. Para una meditación de la conquista. Chile: Editorial Universitaria, 15º edición.

Convocatoria WordPress Revista Ágora

Estimados compañeros y toda la comunidad universitaria:
La Revista Ágora de la carrera de Pedagogía en historia y Geografía de la Universidad de Playa Ancha, tiene el agrado de invitar a participar a una nueva plataforma de expresión.
En vista de la necesidad de generar opinión y debate tanto dentro de la carrera como en la universidad, es que se ha creado un nuevo espacio para plasmar todas las ideas, reflexiones y críticas que surjan desde nuestra perspectiva como estudiantes.
Desde este espacio esperamos poder publicar todo lo que se conciba en sus imaginarios, ya sea en ensayos, opiniones, reseñas, poemas, etc. Sobre algún tema en específico o general. Por lo que no habrá restricciones respecto al tema a escribir, es decir se puede hablar de política universitaria, nacional o mundial, hacer críticas de películas, dar visones desde lo cotidiano y opiniones sobre los temas más diversos. No habrá restricciones y solo les solicitamos que se identifiquen con sus nombres al opinar, en consecuencia de que queremos que esta iniciativa se transforme en un espacio que pueda generar debate de visiones que sean acuñadas por cada persona que las emita.
No debemos temerle al debate, expresar lo que pensamos es necesario, más cuando hoy no hay muchos lugares para expresar una idea que sea contraria, genere conflicto o simplemente no se ajuste al parecer de los otros sin recibir una serie de abucheos muchas veces no fundamentados.
Sus aportes serán recibidos y publicados en formato wordpress, deben ir firmados con el nombre y el apellido de quien los redacta, además de la carrera a la que pertenece, en el caso de ser así. Solo les pedimos que se animen a escribir y manden sus ideas. Todos tienen algo que decir, alguna inquietud que comunicar o simplemente explayarse sobre algo.
ESPERAMOS SUS APORTES

ImageRevistaagorauplaced@gmail.com

Convocatoria a publicar en la Revista + Formato

La revista Agora de la carrera de Pedagogía en Historia y Geografía abre sus puertas y emite un llamado a todos los especialistas, investigadores y estudiantes de pre y posgrado, relacionados con carreras de las Ciencias Sociales y más específicamente, con la Historia, a enviar sus trabajos para publicar en este primer semestre del año 2012.

Fundada en el año 2000, la revista Agora ha sido un espacio de reflexión crítica en donde se ha sabido conjugar el interés porla Historia con el análisis que se nos pueda plantear desde nuestro quehacer intelectual, asumiendo nuestra posición como agentes activos de la sociedad.

Para esta convocatoria no habrá una temática restrictiva a tratar, dado que desde una rearticulación de la forma de trabajo de la revista,  estamos dispuesto a recibir artículos de diversa índole, englobando toda la esfera de las Ciencias Sociales,  enmarcándose bajo un carácter preferiblemente científico de los trabajos. La finalidad de todo esto es que podamos inmiscuirnos de diversas temáticas para analizar, criticar y debatir.

Formato de publicación:

Letra Tahoma, Tamaño 10,  interlineado sencillo, márgenes de 1 cm.

Primera página, tras el título del trabajo, debe ir el nombre del autor completo, más la institución a la cual pertenece, de ser así, y correo electrónico. Además se debe incluir un resumen de no más de 6 líneas explicitando los principales objetivos, fuentes y resultados de la investigación.

Cada vez que se cite a algún autor se deberá hacer la referencia a pié de página colocando:

Para un autor:

Nombre Apellido(s), Titulo completo (Ciudad: Editorial,año), página.

Ejemplo: Mario Góngora del Campo, Estudios sobrela Historia Colonial de Hispanoamérica (Santiago de Chile: Editorial Universitaria, 1998), 28.

Para dos o más autores:

Nombre Apellido(s) y Nombre Apellido(s), Titulo completo (Ciudad: Editorial, año), página.

Ejemplo: David Bushnell y Neill Macaulay, El nacimiento de los países Hispanoamericanos (Madrid: Editorial Nerea, 1989), 17.

Al final del trabajo se deberá adjuntar la bibliografía utilizada colocando:

Para un autor:

Apellido(s), Nombre, Título Completo. Ciudad: Editorial, año.

Ejemplo: Góngora del Campo, Mario. Estudios sobrela Historia Colonialde Hispanoamérica. Santiago de Chile: Editorial

Universitaria, 1998.

Para 2 o más autores:

Apellido(s), Nombre, y Nombre Apellido(s). Titulo completo. Ciudad: Editorial, año.

Foro: “El uso de la violencia política en los movimientos sociales”

Enmarcado dentro de la situación que está viviendo nuestro compañero Pedro Quezada y como un espacio de reflexión crítica, es que invitamos a toda la comunidad universitaria a participar en este foro en donde se expondrá sobre la visión que tienen algunas de las distintasorganizaciones políticas existentes dentro de la Universidad de Playa Ancha acerca del uso de la Violencia política.

Expondrán en esta ocasión:

Colectivo de Estudiantes Populares y Organizados (CEPO)
Juventudes Comunistas (JJCC)
Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR)
Unión Nacional Estudiantil (UNE)

Es nuestra responsabilidad generar debate e informarnos sobre las visiones y formas que toma la lucha política a partir de las organizaciones que hoy funcionan y trabajan en nuestra universidad. Solo una visión informada nos dará los fundamentos para una perspectiva crítica de su accionar y así aprobar o desaprobar sus métodos.
Recordemos que solo la fuerza de los argumentos esgrimidos lograrán el arraigo de las ideas, y nos dará hoy las bases para exigir la práctica de sus discursos. 

Es por esto que luego de poder debatir los invitamos a poner en práctica las ideas, en consecuencia de que tanto la discusión como la ejecución de estas nos dará la verdadera movilización, concreta y efectiva. No se trata de imponer una idea sobre otra, si no que debatir, criticar y participar.

Organizan
Revista Agora de análisis histórico y opinión
comisión académica

Pedagogía en Historia y Geografía